Gran Vía

Me deslizo entre tus curvas taciturnas, tratanto de encontrar lo mejor en mí. Y exploro las palabras que dibujas con tus dedos, inconforme e incrédulo.

Con ganas de pintar la luna con el borde de tus labios y entablar una conversación que nos lleve bien lejos, como estrellas fugaces  que hacen el amor mientras cruzan el firmamento.


1er Aniversario de DUPLA

Este 2 de enero el proyecto DUPLA cumplió un año: de posts, colaboraciones, reflexiones y nuevos seguidores. Estamos preparando nuevas cosas para ustedes. Gracias por compartir esto con nosotros. :)

Andrés & Paolat


Las gaviotas recordaban tu nombre

Las gaviotas recordaban tu nombre

En este preciso instante estoy cambiando las palabras que definen quien soy, pues soy mucho más que bucles que enganchan y desencajan los vicios radiales de tus párpados, consecuencia indiscutible de abrazos en la plenitud de la madrugada, el taconeo en el pasillo y las gaviotas que sobrevuelan la ciudad.

Hoy, en este preciso momento…. tomo el tren de vuelta a casa.


Palíndromos

1. La necesidad imperante de crecer sobre tus labios y hacerme fuerte, sobreponiéndome al dolor de la nostalgia, volviendo a creer en el destino y todas sus derivaciones tangenciales. Para así ser capaz de soñar, dar media vuelta y decir tu nombre directamente sin tapujos ni distracciones de diásporas emergentes […]

32. Esclarecer algún recuerdo, armar el rompecabezas de la memoria, desempolvando la lluvia torrencial de Santo Domingo y el vaivén del pasaporte [….]

***

32. -¡Pana que me suelte en banda le dije!- repitió Salcedo sin ser consciente que estas serían las últimas palabras que pronunciaría[…]

1. ¡Ay llévenme a mí mejor, llévenme a mí! […] ¡Ay Colombina, me mataron a mi muchacho! […]


Por pipá

Esta realidad descansa en un barco sin motor, un caparazón enorme que navega sin rumbo a través de la blanca arena de tu espalda. Y el barco lo llevan mil hombres que se hacen llamar como yo. Y tú me dices muy lentamente, como arrastrando las palabras por el surco de mi oreja que todo va a pasar, que todo va a estar bien, que las bombas no son reales, que son sólo gotas de lluvia que ha dejado tras de si el Ciclón George… Que mañana todo será más digerible, más real, más CON-DEN-SA-DO.

Nos tomamos de las manos y giramos camino a la eternidad, pululando entre jeringas de aduanas,  castillos de cartón y piedra pómez. Llamamos a nuestro padre por su nombre, aquel padre que nunca llega, aquel padre que nunca fue más que un nombre compuesto, aquel padre ausente de domingos y viajes a Calderas. Luego me volteo hacia adentro (muy adentro) caigo en mí y recapitulo esta noche que no acaba. Y caigo, y caigo, y caigo más rápido, más rápido, más rápido, más rápido. Y antes de chocar con las fauces abiertas del olvido,  comprendo que nunca dejaste de formar parte de mí, que el caribe se adhirió a mis costillas, que en realidad no estoy cayendo y que apenas comienzo a levantar el vuelo.

Al final nos reímos como si nada hubiese pasado, como si tía Margó todavía se estuviera meciendo en su trono de guano cachimbo en boca. Y así sucesivamente (y así sucesivamente) por los siglos de los siglos. AMÉN.


Luego de varios meses sin publicar constantemente en Dupla (ambos hemos estado inmersos en distintos proyectos personales y/o profesionales) estamos felices de informarles que a partir de hoy publicamos lo que será la última serie del 2011: “Esculpir del tiempo”. Luego de esta, trataremos de recuperar el ritmo de publicación que llevábamos a comienzos de año. Mientras tanto pueden disfrutar de nuestro más reciente texto e ilustración “Por pipá”.

Gracias a todos por estar al tanto,

Dupla: Andrés Farías y Paolat de la Cruz.

Continuar leyendo

Nos Daba Igual Cualquier Canción

Video para Alex Ferreira del escritor de Dupla. Andrés Farías :)


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: